Internacionalizar tu empresa con una capacidad exportadora positiva.

Por Massiel De Moya, consultora de comercio exterior.

Internacionalizar tu empresa no tendría que ser complicado, pero debes realizar un análisis para saber su viabilidad y en que estado te encuentras.

Establece:
A) Los puntos fuertes y débiles de tu empresa.
B) Ventajas y desventajas del producto.
C) Objetivos claros, reales y viables.

Evalúa de tu empresa lo siguiente:
– Recursos humanos. Nivel de formación del personal de trabajo y su buena actitud frente a los cambios.
– Finanzas. Capaz de afrontar el compromiso venidero.
– Sistema de producción. Su capacidad industrial y de reacción.
– Originalidad de producto. Verifica que aportas algún valor añadido, diferente a los demás.
– Buena relación calidad /precio. Si tienes a nivel local en tu producto una buena relación calidad/ precio, podría ser una ventaja favorable a la hora de exportar. En caso contrario deberás hacer un estudio de cuales serían tus principales competencias a nivel internacional, para saber donde colocarte.
– Posibles mercados y estrategias. Estar abiertos a que posiblemente tendrás que hacer algo totalmente diferente a lo establecido en el mercado local.
– Herramientas de apoyo. Verifica con que cuentas, o bien con lo que podrías contar; recursos que te ayuden a vender tu producto, por ejemplo; muestras, dipticos …

¡Necesitas ayuda para desarrollar estos puntos, contactanos!
Ddpoint@ddpoint.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *